Fútbol chapas: Atlético de Madrid vs Borussia Dortmund 96/97

Club Atlético de Madrid 96/97 UEFA Champions League
Club Atlético de Madrid 96/97 UEFA Champions League. Faltan algunos jugadores que no he sido capaz de recuperar

FÚTBOL CHAPAS. Una alfombra, dos porterías de cartón, garbanzos y chapas… Muchas chapas de equipos de fútbol hechas a mano cuidadosamente diseñadas para disfrutar horas y horas.

Me emociono al recordar las largas horas estivales y los largos días de invierno, en los que mi querido hermano y yo con una alfombra de dimensiones rectangulares como improvisado terreno de juego, con dos porterías hechas con cajas de cartón (sobre todo las de zapatillas de la marca Nike por ser estrechas), con las mejores chapas escogidas con mimo y recolectadas gracias al dueño del bar de abajo de mi casa, que tenía la deferencia de guardarnos las mejores para tal menester, y con un buen puñado de garbanzos pequeñitos y redondos traídos del pueblo en tierras extremeñas, con una forma cuasi esférica que perfeccionábamos quitándole el pico con los dientes para que se asemejara lo máximo posible a un balón reglamentario de fútbol, organizábamos ligas, competiciones europeas de clubes, Eurocopas y Mundiales de fútbol chapas.

Chapas que previamente, al comienzo de cada temporada, diseñábamos y confeccionábamos con el máximo detalle posible con nuestras dotes artísticas, un recipiente redondo o compás, y un puñado de bolígrafos y rotuladores de todos los tamaños y colores posibles. Aún no se si me gustaba más diseñar los equipos de chapas cada año o jugar sobre la alfombra con ellas una vez terminado el trabajo. A nuestros meticulosos diseños no les podían faltar ningún detalle, todo debía estar representado en miniatura en aquellas chapas, la marca patrocinadora, el escudo, los detalles o adornos, los dorsales y nombres, no podía faltar nada para que se asemejaran lo máximo posible a la equipación oficial de cada equipo o selección. Después, una vez recortados, los diseños circulares de papel ya estaban listos para vestir a nuestras chapas. Cada temporada, mi hermano y yo realizábamos un sorteo para ver qué equipos dirigíamos cada uno. A sorteo puro y gracias a la colaboración de las manos inocentes de algunas de nuestras primas que se encargaban de sacar los papelitos del sorteo, cada uno de nosotros elegía 10 equipos de la Liga y el calendario a seguir era el mismo que el de los partidos oficiales.

Lo mismo ocurría con la Copa de Europa o más tarde Champions League y con la Copa de la UEFA, Eurocopas o Mundiales. Así, a bote pronto, recuerdo haber jugado con mi hermano (y algunas veces con alguno/a de nuestros primos/as) por lo menos desde la Liga del ’88 a la del ’98, combinadas a veces con las competiciones europeas de clubes, y las Eurocopas de Alemania ’88, Suecia ’92, Inglaterra ’96, Bélgica-Holanda ’00 y los Mundiales de Italia ’90, USA ’94 y Francia ’98. Ambos hemos llevado la manija de equipos y selecciones gloriosas como la Holanda campeona de Europa del ’88 con los míticos Van Breukelen, los hermanos Koeman, Rijkaard, Gullit y Van Basten, la magnífica Italia ’90 con Zenga, Maldini, Baresi, Ancelotti, Roberto Baggio y Schillaci, la Alemania de ese mismo año con Illgner, Köhler, Brehme, Matthäus, Littbarski, Klinsmann o Rudi Völler, la sorprendente Dinamarca del ’92 con Schmeichel, J. Jensen, Povlsen y Brian Laudrup, la Brasil campeona del ’94 con Dunga, Cafú, Mauro Silva, Bebeto, Leonardo, Romario, la gran Francia del ’98 y ’00 con Barthez, Blanc, Desailly, Thuram, Deschamps, Djorkaeff, Zidane, y grandes equipos como el Milán de Sacchi, la Juve de Lippi, el Bayern de Beckenbauer, el Parma de Asprilla, el Ajax de Van Gaal, el Borussia de Hitzfeld campeón de europa, el Inter de Ronaldo, el Real Madrid de la Quinta del Buitre, el Barça de Cruyff, el Atleti de El Doblete y muchos otros grandes equipos que hemos tenido la suerte de disfrutar y de los que por desgracia sólo conservo algunos en forma de chapas, pero por suerte en muy buen estado. A partir de hoy iré publicando los que aún poseo y analizando y comentando como eran esos míticos equipos que forman parte de la historia de este maravilloso deporte llamado fútbol. Hoy es el turno del Atlético de Madrid y el Borussia Dortmund de la temporada ’96-’97.

Ambos conjuntos participaron en la 42 edición de la Copa de Campeones de Europa, o 5ª edición de la denominada UEFA Champios League, tras haberse proclamado brillantes campeones de sus respectivos campeonatos domésticos la temporada anterior, en especial el Atlético, que firmó su único Doblete (Liga y Copa del Rey) hasta la fecha firmando un campeonato espectacular de la mano del técnico serbio Radomir Antic.

Club Atlético de Madrid 96/97 UEFA Champions League
Club Atlético de Madrid 96/97 UEFA Champions League. Faltan algunos jugadores que no he sido capaz de recuperar

El conjunto colchonero contaba en sus filas con futbolistas de la talla de Molina en la portería, Geli, Santi, Solozábal y Toni en la defensa, Simeone (aportaba garra, carácter y goles siendo el alma del equipo), Bejbl, Caminero (gran calidad y visión de juego), Pantic (todo el fútbol del equipo pasaba por sus botas y un verdadero escándalo a balón parado), Kiko (pura magia con el balón en los pies del gaditano) y Esnáider en la delantera.  Desde el banquillo también aportaban su granito de arena jugadores como Roberto Fresnedoso, siempre voluntarioso y marcando goles importantes, Biagini con una gran rapidez y marcando goles clave y Aguilera, canterano que regresaba al equipo. Desde el banquillo dirigía con maestría y buen tino el serbio Radomir Antic, idolatrado por los aficionados rojiblancos.

El equipo colchonero practicaba un fútbol de toque, tratando bien el balón, con una defensa adelantada y líneas muy juntas ejerciendo una gran presión a la salida del balón del rival para recuperar en zonas adelantadas aumentando la posibilidad de armar el ataque rápidamente. Pese a llevar la iniciativa en la mayoría de los encuentros, este Atleti también sabía jugar al contragolpe y lo ejecutaba a la perfección. También la estrategia y las jugadas a balón parado ejercieron un papel muy importante, ya que gran parte de los goles anotados eran por esta vía, gracias a Pantic (un futbolista desconocido en la época y en la última etapa de su carrera, que fue apuesta personal del técnico que incluso llegó a ofrecerse a pagar su traspaso de su bolsillo, 75 millones de las antiguas pesetas, y que acabó fichando ante la insistencia del manager serbio), que tenía un guante en su pierna derecha para poner el balón donde le apetecía, ya sea en la cabeza de Kiko o Simeone como en la escuadra de la portería rival. En definitiva, un equipo que gustaba de jugar bien al fútbol y que gracias al aporte de la buena defensa, el carácter del “CholoSimeone, la calidad de Caminero, la magnífica diestra de Pantic y la magia y los goles de Kiko y Esnáider, nos dio muy buenos momentos de fútbol y títulos, que pudieron ser más si se hubiera superado la eliminatoria frente al Ajax en el Vicente Calderón en 1/4 de final de Champions, cuando Esnáider erró un penalty y el portugués Dani (ex-futbolista colchonero a la postre) se encargó de mandar a los infiernos el sueño colchonero, que recordemos, fue el único equipo en ganar al campeón de esa edición, precísamente el Borussia Dortmund, al que venció por 1-2 en la fase de grupos en el antiguo y mítico Westfalen Stadion con goles de Roberto y Pantic tras un lanzamiento de falta espectacular.

Fútbol chapas: Borussia Dortmund UEFA Champions League 96/97
Fútbol chapas: Borussia Dortmund UEFA Champions League 96/97

El Borussia Dortmund llegaba a la máxima competición europea como campeón de la Bundesliga. Dirigido por el gran técnico alemán Ottmar Hitzfeld, apodado El General por su rigidez y disciplina y sus grandes dotes tácticas, el equipo estaba formado por una gran defensa, flanqueada por un buen portero como Klos, formada por tres centrales de gran calidad como Khöler, Julio César y Sammer, un central infranqueable por bajo y por alto y con gran capacidad para jugar el balón, y laterales de largo recorrido como Heinrich y Reuter. Por delante de ellos actuaba el portugués Paulo Sousa, ejerciendo labores de contención y a ambos lados el escocés Lambert y el jugador que llevaba todo el peso ofensivo del equipo, la leyenda alemana Andreas Möller. Para convertir ese poder ofensivo en gol, los encargados eran el suizo Chapuisat (gran goleador) y Riedle. Tras firmar una gran primera fase, se clasificó segundo de grupo por detrás del Atlético. En 1/4 de final se enfrentaron a un buen Auxerre, dirigidos por el eterno manager francés Guy Roux, eliminándolos sin problema, en semifinales se enfrentaron al Manchester United y se impusieron por 1-0 tanto en Alemania como en Inglaterra y consiguieron vencer a la gran Juventus de Marcelo Lippi (Peruzzi, Ferrara, Montero, Di Livio, Jugovic, Deschamps, Zidane y Vieri ente otros) por 3-1 en la gran final celebrada en el antiguo estadio Olímpico de Münich, ex-sede del Bayern, con una gran actuación de Riedle, que firmó los dos primeros tantos y de Lars Ricken, que hizo una obra de arte con el tercer y último gol, superando de vaselina al portero italiano, y asegurando la victoria y la primera copa de Europa para el conjunto alemán de la cuenca del Ruhr.

Acerca de ivanbasten 599 Articles
Entrenador ⚽ en @AtletiAcademia Editor, #Scouting y Análisis Táctico en @estoesatleti Informático, #Atleti #LFC #MTB #Rallyes Disfrutar de los pequeños detalles

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*