UEFA Europa League – FINAL – 14/05/2014 – Sevilla 0(4) vs (2)0 Benfica

UEFA Europa League - FINAL - 14/05/2014 - Sevilla 0(4) vs (2)0 Benfica

Hay una leyenda que cuenta que cada vez que el Sevilla llega a una final de la UEFA Europa League se dispute en el lugar en el que se dispute, ya sea en Glasgow, Eindhoven o Turín, se proclamará campeón de la misma. Lo que no se cuenta en la leyenda es si para alcanzar tan dichoso título se sufrirá en menor o mayor medida, eso ya sería rizar demasiado el rizo.

Los jugadores del Sevilla celebran la Europa League conquistada en el Juventus Stadium de TurínEn un partido donde la calidad fue escasa, sólo Rakitic puso la nota de color en el Sevilla y prácticamente del resto de los veintidós jugadores. Las pizarras gobernadas por el rigor táctico de ambos técnicos que manejan bien esta faceta y el lógico miedo a perder que asoma siempre en algunos futbolistas, (Alberto Moreno cometió muchos errores que pudieron costar caro) provocaron que el encuentro estuviera encorsetado y tosco en ocasiones con arrebatos alocados que llegaron siempre al final de ambos actos casi siempre por parte del Benfica. Tras un esfuerzo físico inmenso entre los dos equipos, la prórroga esperaba con el Sevilla pidiendo la hora y con el Benfica buscando la portería rival sin demasiada suerte. Las mínimas fuerzas que aún les quedaban a ambos no le llegaron a ninguno de los dos equipos para alcanzar el gol que evitaba los lanzamientos siempre fatídicos desde el punto de penalty, aunque Bacca tuvo el gol en sus botas tras una asistencia genial de Rakitic. Y entre jugadores acalambrados y agotados por el esfuerzo llegó la hora de los penaltis. El primer gol lo metió el Sevilla al tener la fortuna de elegir la portería en la que estaban sus aficionados para lanzar desde los once metros. Después del primer gol marcado por Lima y de tres grandes lanzamientos y dos grandes actuaciones del guardameta portugués del Sevilla, Beto bajo los palos, sumadas a dos lanzamientos temerosos y tiernos de Cardozo y Rodrigo, el Sevilla ya sacaba una renta de dos goles al Benfica. Luisão marcó el 3-2 para el conjunto encarnado, pero Kevin Gameiro echó el lazo sobre la copa para darle al sevillismo su tercera UEFA Europa League y de paso seguir condenando al Benfica en la maldición de Béla Guttmann, esa maldición cruel que le impide conquistar una copa europea desde que el ex-entrenador del equipo lisboeta pronunciara tras su controvertido cese en 1962 que «el Benfica no volverá a ganar un título europeo en 100 años«. 52 años ya de la fatídica frase que provoca que el Benfica haya caído derrotado en las ocho finales europeas disputadas desde entonces. Podemos achacar el mal fario a la nueva derrota del equipo portugués en su segunda final de la Europa League de forma consecutiva, pero también es verdad que hoy la suerte no les sonrió al no poder disputar el partido por lesiones o sanciones, Fejsa, Salvio, Markovic, Enzo Pérez y Sulejmani, que tuvo que retirarse por un golpe en el minuto 25. Cruel derrota que ni siquiera Eusébio, la mítica figura y leyenda de las Águilas tristemente fallecido este año, pudo evitar echando un pulso con el nombrado Béla. Nueva derrota de un equipo que deberá gritar más que nunca: Carrega Benfica!

Acerca de ivanbasten 601 Articles
Entrenador ⚽ en @AtletiAcademia Editor, #Scouting y Análisis Táctico en @estoesatleti Informático, #Atleti #LFC #MTB #Rallyes Disfrutar de los pequeños detalles

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*